Cuestión de flequillo

Unos de los peinados que más adeptos va a tener en este 2016 es el flequillo despuntado, rebelde, que cae un poco sobre los ojos. Para triunfar con este tipo de peinado, la clave la encontramos en el corte.

Solo con un corte de pelo adecuado podemos darle ese toque inconformista al peinado, además de darle más volumen al cabello, por supuesto, pues las capas se superpondrán y siempre quedarán las más cortas con mucha más fuerza, que contrastarán con las largas no solo en tamaño, sino también en rebeldía.

Es evidente: un pelo largo siempre es más fácil de manejar que uno corto, pues lo mismo sucede con las capas. Cuando más cerca de la raíz esté el pelo, más fuerza conservará, y conforme vaya creciendo, se irá “debilitando” o pesando más, lo que hará que la gravedad lo lleve al alisado natural. Salvo que tengas el pelo rizado, que mantendrá aún más el peso, dado que lo enrosca sobre sí mismo.

Eso sí, nada de llevar flequillos tan llenos de pelo como hace años. Se llevan cortes más vaciados, y ligeramente peinados hacia los lados y con cierto aire despeinado.